viernes, 6 de marzo de 2009

El inicio del año de las mujeres de 30. Dedicado a Paula Flores.


El inicio del año de las mujeres de 30.

Dedicado a Paula Flores.

Con paso decidido y pretendiendo una inglesa puntualidad inicié una caminata por el centro de Santiago hasta llegar a la residencia oficial de 2/3 de las Pechugas Ilimitadas; siendo la segunda vez que visitaba aquel lugar con el claro fin de celebrar a una amiga, la primera vez fue para un matrimonio, y ahora era para un cumpleaños que significaba un cambio de folio.

Debido a que ninguna gemela equinoccica es capaz de pisar un lugar sin que este tenga un significado mágico, el lugar escogido estaba justo en uno de los límites de Santiago Centro, en un punto exacto en donde limitan el bien y el mal; "el barrio de aquí para allá es bueno, de aquí para allá es malo" escuché a alguien decir minutos después, ¿qué mejor que un lugar que combina los conceptos límite y equilibrio?

Lo primero que vi al llegar, no fue la puerta del edificio como todos han de suponer, sino que cuatro colchones desvencijados, entre los cuales tuve que pasar para llegar hasta el citófono. La fiesta era prometedora puesto que si mezclamos los conceptos: cuatro, camas y celebración, no podemos dejar de pensar en algo excitante.

Por supuesto que ningún desconocido puede acceder a una fiesta de mis amistades, así que tuve que decir la contraseña típica para estos casos "hola, soy Daniel". Sin duda la contraseña fue correcta porque tras un un ensordecedor grito digno de presidenta de fans club, ambas puertas se abrieron.

Mercedes Sosa se habría sentido homenajeada. El simbolismo se respiraba por todos lados, Paula no sólo cambiaba de folio, cambiaba de estatus, cambiaba de edad, cambiaba en madurez y pensamiento, sino que también cambiaba de vecinos, quienes tenían el ascensor colapsado en muebles. Ahora pienso, faltó Mercedes Sosa en el karaoke, cantando "Cambia todo Cambia" para que el cuadro se hubiera dado completo.

Tras el impás, y aún decidido a llegar pronto, subí la escalera, caminé por un oscuro pasillo hasta llegar a la puerta de más al fondo, toqué el timbre, y lo primero que hice fue abrazar y besar efusivamente a todas y cada una de mis queridas amiga,s incluyendo a la homenajeada, lástima que me faltó una.

Por supuesto, fui el único que llegó a la hora, así que el mundo se transformó en risas y sin preámbulos Paula, Natalia, Vero y Anita me encaminaron a los dormitorios. ventajas que sólo gozamos los que llegamos a la hora Es difícil recordar cuantas cosas se dijeron en aquellos cuartos, pero aún tengo marcada la imagen de un Rosario el dormitorio de Paula, y un Viejo Pascuero de peluche que era igual al papá de las gemelas. Con esas señales de clara vigilancia muere cualquier mala intención, insisto, este mundo está repleto de simbolismos.

Al rato comenzaron a llegar los invitados formándose un grupo divertido a ratos y apagado en otros, o quizás el divertido a ratos y apagado en otros fui yo, da igual, lo importante es que la cumpleañera estuvo feliz y divertida en todo momento. Creo que para Paula fue una celebración de recuerdos, muchísimos recuerdos, y cómo no serlo si a veces, entre el baile, el karaoke, los chistes, los comentarios, parecía una versión amateur de Sábados Gigantes en los 80's (concursos, risas y entretención que duraron todo un día).

Como en todo cumpleaños, hubo instancias traumáticas, debo confesar que asesiné a dos grandes de la música durante el karaoke más producido a los cuales he asistido. Imitando a Camilo Sesto no llegué ni a Camilo Canasta, y a pesar de ser abstemio, los vecinos que nos escuchaban deben jurar que un ebrio cantó "Mi Niña Bonita" en una mala copia de Lucho Barrios. Pido perdón a todos.

Pero no fui el único que rayó la papa gracias a Dios, es bueno no sentirse solo. Incluso escuché por ahí, que una mujer de 30 alguna vez pensó que jamás podría tener una relación con un enano, ¿porqué llegó a esa conclusión? a veces es mejor no saber, pero fue rico sentir que hay gente tan freak como uno. En fin, no sólo la gente, sino que hasta la música llegó a extremos que me hicieron ver, que "La Cuchilla", de las Hermanas Calle es música docta, ¿quién lo diría?

Cerca de las 05:00 am. y cuando ya todos los invitados se habían ido, tomé un taxi junto a Marcelo, un amigo de mis amigas que conocí durante la fiesta, no pudiendo decir otra cosa, que fue una muy bonita y divertida reunión.


4 comentarios:

  1. Felicitaciones x tu reingreso al mundo blogero. Espero que te mantengas en línea jeje.
    Como siempre, escribes entretenido, fresco, hilarante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Magician's Nephew: Muchas gracias, como siempre tus nicks suelen ser largos, a falta de Sobrino del Mago jajajaja.

    Un abrazo para ti también.

    Daniel Alberto Silanes Puentes volvió a petición de la audiencia.

    ResponderEliminar
  3. Daniel eres genial...a pesar de no haber asistido a dicho evento (por motivos de fuerza mayor), pude imaginar y vivenciar cada situacion ocurrida alli gracias a tu relato.

    Te mando muchos saludos, un beso y un gran abrazo.

    Vale.

    ResponderEliminar
  4. Vale: Lo rico es que si nos pudimos ver en la despedida de la Natalia, jajajajajja, aunque llegué ultra-archi-atrasado y agotado.

    Un abrazo para ti y para Alvaro.

    Daniel Alberto Silanes Puentes necesita friegas de Huira Sacha.

    ResponderEliminar