jueves, 16 de noviembre de 2006

Que tonta la mesa, ya no las hacen como antes.


Que tonta la mesa,

ya no las hacen como antes.

El día de hoy comenzó ajetreado para mi, lo inicié visitando tribunales de familia para adelantar algunas cosillas de Clínicas, y para mi grata sorpresa me encontré con una muy alaraca pero querida amiga, así que la espera en la atención se me hizo más liviana que nunca. Luego junto a mi hermano Javier salimos a comprar y por supuesto pillamos de todo, menos lo que necesitábamos, ¿por qué siempre pasa eso?, de seguro que cuando ya no necesitemos lo que buscamos nos saldrá hasta en la sopa, y de seguro que a un precio 20% justo al día siguiente de haberlo comprado.

En todo caso, no toda nuestra mañana se Shopping fue perdida, ya que por fin reemplacé mi celular (sólo el aparato, el número sigue siendo el mismo). Así que vuelvo a estar amarrado al sistema comunicacional más absorbente de este siglo.

No todo fue material esta madrugada, ya que desde hace poco me puse en campaña para ayudar a unos tíos a los que amo como si fueran mis segundos padres, y con quienes compartí gran parte de mi mañana aportando en la búsqueda de una solución a sus problemas. Eso fue lo que más me demoró, a tal nivel que para cuando llegué a casa ya era demasiado tarde como para ir a clases, sin embargo, era tan importante para mi aportar en algo que no me arrepiento en lo más mínimo.

No crean que por el hecho de faltar a la única clase que tengo los miércoles mi tarde fue de descanso en todo caso, ya que no me pregunten como, porque fue una situación casi inexplicable, me pegué con una punta de una mesa en mi rodilla derecha, en una zona tan delicada que tras el golpe me llegó a doler hasta el dedo gordo del pie. El golpe fue en seco y justo donde más duele, y por lo visto fue más serio de lo que pensé, ya que aún sigo cojeando por el dolor. Obligado a recurrir a las típicas cremas con Ibuprofeno por un tiempo.

Ya más repuesto del atroz ataque de la mesa asesina, recibí la visita de una amiga con quien conversé harto rato y me sirvió para olvidarme del dolor de la rodilla.

En fin, fue un día con matices, de dolores y alegrías, y de hechos inesperados buenos y malos.

7 comentarios:

  1. Anónimo10:06 a. m.

    hay cosas más importantes te lo dice alguien con experiencia en cuanto a eso...

    y mas si puedes ayudar a gente que quieres tanto, y necesita tu ayuda

    Chau

    pd: q tienes con los celulares??

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:07 a. m.

    quise decir hay cosas mas importantes que ir a clases

    ahora si.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:45 p. m.

    Sebastián Leroy: Tienes toda la razón en cuanto a que hay cosas más importantes que ir a clases. Creo que mi nivel de prelación de importancias lo tengo bien determinado actualmente.

    En cuanto a los celulares, contra ellos no tengo nada muy en contra, lo que ocurre es que en lo personal siento que me atan a estar permanentemente comunicado, en especial en instancias en que necesito estar solo. Ahora bien, no es que me refiera a que yo sea tan tonto como para no apagarlo, pero basta que lo apagues y justo te llamen en ese momento, para que después te digan "¿Para qué tienes celular si lo tienes apagado?".

    Un abrazote,

    Daniel Alberto Silanes Puentes.

    ResponderEliminar
  4. Mi Queridisimo amigo, El ayudar a tus seres amados es la más hermosa y reconfortante de las tareas y nada es más importante.

    Besos y abazos varios.

    ResponderEliminar
  5. Quien te escribio el primer coment????

    ResponderEliminar
  6. Anita: Si, en realidad ayudar a los seres amados es reconfortante e increíblemente positivo.

    Respecto a quien me escribió el primer comentario, supongo que fue SPAM porque al final solo era publicidad en inglés del porte de una hoja tamaño oficio, así que suprimí la entrada.

    Un abrazo,

    Daniel Alberto Silanes Puentes con tuto.

    ResponderEliminar
  7. increible historia!!

    fui yo el usuario anonimo ???

    no me di ni cuenta!! aunq paso hace harto tiempo jhajaja

    en fin .............

    estoy hablando puras leseras.. debe ser pq tengo hambre... aun sigo esperando el post del nick poeticamente estupendo!

    chauuuuuuuuuuu

    tu amigo nº 15 del rating en asesorias legales

    ResponderEliminar