domingo, 3 de septiembre de 2006

Un cacho menos. Vamos que se puede.


Un cacho menos.

Vamos que se puede.

Acabo de terminar mi Seminario (Tesis), sobre el daño moral en el divorcio culpable. Bueno estaba terminado desde hace mucho, pero le agregué algunos detalles que lo mejoraron bastante, o que clarificaron algunas cosas que parecían imprecisas. Ahora lo tengo impreso y guardado en una carpeta para enviarlo a anillar y luego entregarlo para sus dos evaluaciones finales. Esto significa que es el fin de mi responsabilidad con esa asignatura, ya que ahora todo depende de la Universidad. A menos, claro está, que obtenga un promedio final igual o superior a 6.0 en donde tendría que entregar una copia adicional para que la publiquen; y si bien tengo promedio 5.5 creo que por más que intente subir esa nota siempre quedará bajo el 6.0, al menos eso intuyo.

Si bien pasé por un fuerte estrés producto de la enorme cantidad de tiempo que tuve que dedicarle a este trabajo, tiempo que parecía poco en relación a las fechas límite para entregar los estados de avance y el informe final, no es menos cierto que lo pasé bastante bien, ya que el tema que escogí gracias a mi profesora guía, Doña Leonor Etcheberry Court, aunque era un tanto polémico y sometido a cuanta discusión jurídica exista, era muy entretenido e ilustrador sobre algunas situaciones teóricas y prácticas que supongo me van a ser útiles en mi vida profesional.

Desde cierto punto de vista siento una felicidad y una tranquilidad enorme, porque me esforcé bastante y Dios quiera que ese esfuerzo sea percibido por mi profesora guía y por el profesor externo y me evalúen con una nota más alta de la que ya tengo. Ahora podré descansar.

Creo que si obtengo una buena nota, iré publicando algunos aspectos de mi trabajo acá, al menos los más relevantes. Porque pegar 65 páginas en un sólo post, no sólo sería ridículo, sino que también poco práctico, ya que a la persona que le pueda llegar a servir y se maneja poco con un computador, de seguro atinaría a leerlas de corrido desde el mismo blog, y terminaría con los ojos hinchados como papas (algunos dirán como tanto, pero siempre hay alguien que sienta jurisprudencia en esta vida).

Es una lata que mi día fin de semana recién haya empezado el día Domingo a las 5:15 pm., pero lo rico es que podré descansar y tendré tiempo para reflexionar sobre muchas cosas, en especial sobre un par de incidentes que me mantienen un tanto confuso y achacado actualmente, pero que en su momento fueron terriblemente dolorosos.

Ahora que ya terminé la lata de la Tesis puede que tenga más tiempo para continuar con mi blog, a un nivel igual que antes. Al menos creo que ahora me podré dedicarle tiempo a esta instancia que me permite crear, desahogarme y distraerme de una manera literaria, y bueno, también tendré ahora un poco más de tiempo para dedicarle a otras formas de distraerme, igualmente de liberadoras que esta.

1 comentario:

  1. Daniel, al fin terminaste con tu seminario, te felicito de corazón y espero que tengas una muy buena nota, tu tema es super bueno y será de mucha ayuda lo se.

    Sobre los problemas que has tenido es una pena que las cosas llegaran a esto...se que te ha dolido y eso me causa pena, pero ya veras que todo se resolvera de una u otra manera, ya que después de tormentas siempre hay dias de sol... Al menos así me gusta pensar...pero se que es dificil es un camino largo mucha veces triste lleno de recuerdos, tantos buenos como malos, lo importante es tener tu corazón tranquilo ya que después de todo uno siempre intenta dar lo mejor, pero lo mejor para ti puede no ser lo mejor para el otro...
    Ya Daniel espero que descanses y te concentres en cosas buenas como las Solemnes jajajajaja!!!! (Bromita XD).

    Cuidate harto.
    Besos.

    ResponderEliminar