domingo, 16 de julio de 2006

Volviéndome a conectar.


Volviéndome a conectar.


Muchas personas se quejaron de que mi espacio de MSN daba problemas para ingresar y para dejar comentarios, sin embargo, esa no fue la razón exacta por la que deseé crear este nuevo blog. La verdadera razón consiste en que tengo la enorme necesidad de readecuarme, reestructurarme, reordenarme, resituarme, y reinventarme, ya que paso por un periodo de fuerte estancamiento intelectual, académico, laboral, económico y familiar.

Paso por un tiempo difícil, se trata de uno de esos típicos momentos en la vida en que te sientes aplastado, pero no aniquilado, ya que sabes que puedes dar más, puedes continuar, siempre se puede hacer algo más. Ahora bien, no se preocupen por mis palabras, ya que si bien he pasado por momentos ingratos, incómodos y stressantes, ninguno ha alcanzado una gravedad insostenible, gracias a la voluntad de Dios.

No quisiera iniciar esta página con quejas o molestias, de esas que emito a menudo, sino que quisiera rescatar esa idea que me ha rondado en la cabeza durante el día de hoy, que es la de reinventarme, aunque aún no tengo claro cuales serán los métodos a emplear, o los objetivos que perseguiré, ya que por el momento solo tengo ese germen de idea, surgido de una necesidad extraña, de esas que denomino "patinadas de coco".

4 comentarios:

  1. Me alegro que te estes reinventando, que retomes esto que en algunas ocaciones significa nuestro catalizador, sin nada mas que decirte amigo, que siempre estare aca un abrazo que estes muy bien bye...

    ResponderEliminar
  2. Siempre es bueno reinventarse... rearmarse... y hasta redefinirse internamente... sobretodo cuando hemos pasado por momentos en nuestra vida, algo oscuros o no completamente deseados por nosotros...

    Pero tal como así pasó, siempre tendremos en nuestras vidas, instantes, momenotos o incluso, largos tiempos en los cuales no querremos ser nosotros mismos y no querremos vivir lo que en ese instante estaremos viviendo... y es ahí, cuando debemos volver a nuestro ser interno, a nuestros valores, a rescatar y realzar nuestras virtudes en detrimento de nuestros defectos para así, estar mejor en todo aspecto del ser humano: social, personal, emocional, profesional.

    Nada más que agregar, solo desearte suerte en esta reinvención... yo me he reinventado muchas veces y espero ya no hacerlo más, ya que me siento plenamente agusto con lo que ahora soy, pienso y siento.

    Saludos... Gonzalo Javier

    ResponderEliminar
  3. katurra2:40 a. m.

    HoLa Ireeee!!!
    Suerte en tu nuevo blog.
    Te mando un abrazo con el cariño de siempre
    Tu cyber Hijastra
    katu

    ResponderEliminar
  4. uhmmm¡?A ver, a ver.. . Esta buenísimo que a pesar de lo "aplastado" que te sentís, no desistas en ver para adelante.
    Los momentos están, nos forman y este es tu momento para estar anímicamente así.
    Que no dure mucho!
    Abrazote,
    Mua

    ResponderEliminar