sábado, 14 de marzo de 2009

Verito. Dudas de doble filo.


Verito.

Dudas de doble filo.

Era uno de esos viernes calurosos que ponían fin a una semana de emociones encontradas y de reflexiones emborrachantes, cuando ella se sentó frente a mi, exigiéndome con tiernas palabras que fuera completamente sincero con ella, aunque luego, temerosa de una mala respuesta, usó subterfugios femeninos para que suavizara mis palabras.

¿Qué se puede decir en esos casos?, me dije: hay quienes omiten, otros que mienten descaradamente, otros que dan respuestas políticamente correctas pero carentes de verdad, y están los que dicen la verdad. Escogí la última opción, ser honesto, ser sincero, decir lo que he ido pensando, sintiendo y percibiendo desde hace más de una década, puesto que eso era lo que Vero buscaba.

Mi pulso se había acelerado, el calor no fue la mejor compañía, y bajo la incomodad propia de estos asuntos creo demoré diez segundos en articular la primera palabra. Comencé con algunas críticas que no fueron de su gusto, pero que escuchó estoicamente, y luego hubo otros análisis más tranquilizadores que lograron dibujar una sonrisa en su rostro. Al cabo de un rato, todo estaba dicho bajo una terrorífica honestidad; después de todo Vero había empleado el término "realmente" en su pregunta.

Lejos de lograr una pelea al más puro estilo "mi amor ¿me veo gorda?", ella sólo me rebatió un par de puntos, quedando tan amigos como siempre. Camino a casa, la pregunta me siguió dando vueltas en la cabeza y más preguntas nacieron de ella, como una cadena, aunque con la tranquilidad que dije toda la verdad, sin ninguna maldad.

3 comentarios:

  1. Magician's Nephew: Con excepción que si confiesas un delito ante un tribunal, jajajaja.

    Daniel Alberto Silanes Puentes cree que todo es relativo.

    ResponderEliminar
  2. jajaja pero se refiere a libertad del espíritu. En ese caso específico creo que no se aplica lo de todo es relativo, pero sé que hay casos en que decir la verdad es desatinado y fuera de juicio.

    ResponderEliminar