jueves, 3 de mayo de 2007

Filitos y la Raza Maldita. Una cuestión de peso.


Filitos y la Raza Maldita.
Una cuestión de peso.

Fue el mismo año en que dos terremotos cambiaron los paisajes de Santiago y Ciudad de México, cuando empecé a recibir las primeras burlas por ser el más flaco de todo mi curso y que se proyectan hasta el día de hoy. Esta situación que jamás me molestó ni me opacó, puesto que desde pequeños se nos enseña que ser ser delgado no es pecado sino más bien una bendición, tiene un lado amargo.

Comiese mucho, comiese poco, comiese sano, comiese basura, yo permanecía huesudo y por tanto muchas conclusiones erróneas se sacaron de mi persona toda la vida, la más común era que comía poco, la menos repetida era que debía de padecer alguna enfermedad cuasicancerosa; doy infinitas gracias a Dios de que ninguna de esas tesis fue cierta.

Pero si en la alimentación no era el problema, ¿cuál era el origen de mi delgadez?. Las razones son dos:

Existe una razón oculta en un pasado que va más atrás que mi nacimiento, e incluso más allá del momento mismo de mi concepción. El 100% de mi familia paterna es genéticamente esquelética desde el año 1891 (y quizás de antes también), y el 50% de mi familia materna es delgada. Así que estoy genéticamente preparado para nadar contra la corriente.

Por otro lado, hay una razón más obvia y que es que soy bastante nervioso, y que muchas veces el estrés se me manifiesta físicamente de múltiples maneras.

Retomando el tema de las burlas, he tenido muchos sobrenombres referente a mi peso e incluso muchos de ellos los disfrutaba; entre los que más recuerdo están: esqueleto, esquéletor, filitos, ramita, alambre, drácula, cuácula, vampiro, zombie, fideo, radiografía viviente, lápiz, etc.. Muchas veces, por lo demás, me reía de los ofrecimientos de “donantes de grasa”, y de los comentarios de “te odio”, “que suerte”, “que envidia”, “eres de la raza maldita”, etc.

Pero ser flaco no es algo que se deba envidiar, puesto que presenta una cara que ya no es tan graciosa, ya que puede ser igual de malo que el ser obeso, y eso es lo que a muchos les cuesta entender. Por mucho que yo intente subir de peso, a veces llego a bajar hasta 49 kilos, cuando por estatura yo debería pesar 65 a 68, y eso me sitúa en lo que se denomina “DELGADEZ I”, lo que se traduce en algo que va más allá de una apariencia estética, ya que se acompaña de trastornos digestivos, problemas hormonales, propensidad al estrés, debilidad y fatiga.

Ahora bien, contrario a lo que haría el común de la gente, yo tomé una decisión: “subir deliberadamente de peso”. La decisión no fue tomada por las burlas, ni por problemas de autoestima, sino porque empecé a sufrir trastornos digestivos y hormonales por el problema de peso.

La travesía ha sido larga, unos once años llevo en esta empresa, la cual dividí en dos etapas: pasar de tener 51 kilos, ha tener 55, en una primera etapa, y subir de 55 a 60 en una segunda. El plan se veía fácil y bonito en su comienzo, pero desde el mismo día en que me propuse esa meta bajaba hasta los 49 kilos. ¿Por qué? porque pasé por muchísimas situaciones de estrés, algunas traumáticas (y que no vale replicar en este post), y el estrés me hace bajar de peso. O sea, estaba en un cuento de nunca acabar.

La buena noticia es que desde el día de hoy peso 55 kilos, y eso me tiene bastante optimista. Si bien no faltará el que me diga que demoré once años en subir 4 kilos, el sólo hecho de cumplir una primera meta no sólo me hace sentir mejor psicológicamente, sino que también me permite estar más sano. Más allá de una situación estética, hay detrás un problema de salud.

Hay un dicho popular muy sabio, “todo extremo es malo”.

P.D. 1 Rompiendo el mito urbano existente, cuando me subo a una balanza esta si marca peso.
P.D. 2 No hago trampa al subirme a una balanza, ya que me peso con “strip tease” incluido.

12 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Vamos que se puede!!!! se que lo lograrás y ya no te dire que te envidio.


    Mil besos

    =)

    ResponderEliminar
  2. Anita: jajajajajja gracias.

    Mil besos para ti también.

    Daniel Alberto Silanes Puentes agradece a la líder de su barra.

    ResponderEliminar
  3. verito_mckay3:32 p. m.

    Que buena Daniel... FELICITACIONES!!!!! ... sé lo importante que es para tí, así como, para la mayoría de nosotros, es importante bajar de peso, no solo estética, la salud es lo más importante.

    Oye.... me he reido mucho con los post de los flog que visitos, definitivamente!!! estos días de descanso (post resfrío) han renovado tu chispa y simpatía que, desde luego, siempre se agradece.

    Un beso enorme, espero verte pronto, una de las tops Laf te saluda con cariño =)

    ResponderEliminar
  4. Verito_Mckay: Gracias, te pasaste.

    Respecto a lo de los comentarios graciosos, si tengo los cables pelados y hago cortocircuito, lo mínimo que debo hacer es aprovechar las chispas.

    Daniel Alberto Silanes Puentes estima de debemos vernos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Daniel un gusto conocer tu blog, llegue aquí por tu comentario en De treinta y pico, ya te linkeo pues muy buena honda aquí.
    Tu post, mi nombre es Dolores, burlas incansables pero algo peor que eso es tener mi estatura de 1.55, petizo, no imaginas las cosas que me han dicho, pero al fin y al cabo en la vida todos en la cama somos iguales, como los flacos y los gordos a los ojos de todos iguales, dos manos, dos piernas dos ojos.
    Saludos nos vemos

    ResponderEliminar
  6. Dolores: Si, sobretodo cuando uno es niño, es absolutamente cruel con los apodos o sobrenombres. Algunos pegan donde más duele. por fortuna nunca me sentí "humillado" por lo que me decían.

    Un abrazo, gracias.

    Daniel Alberto Silanes Puentes siente olor a mantequilla.

    ResponderEliminar
  7. debiste haber ido mas seguido al mcdonald con nosotras en la u jejeje... te aseguro que te habrias demorado un poco menos.
    sigue disfrutando de todos las lazañas, pizzas y cosas que engorden por mi :(
    abrazos

    ResponderEliminar
  8. mm bueno.. creo q no tengo problemas con la obesidad ni con la flacura.. asi q estaria contento por el momento... je

    chau q estes bien

    Sebastian Leroy visita y comenta tu blog a menudo.

    ResponderEliminar
  9. Lajose: jajajaja si he comido en el Mc Donnald, pero nunca me agradó eso de que por $1.000 me agrandaran la bacteria.

    No es muy sana y rica su comida. Si hasta sus papas fritas son pencas.

    Sebastián Leroy: Tan equilibrado y consecuente que es usted. me parece perfecto que se mantenga en su peso.

    Creo que eres mi más fiel lector.

    Daniel Alberto Silanes Puentes quiere a todos/as por igual.

    ResponderEliminar
  10. verito_mckay10:02 a. m.

    jajajaja... que bueno que nos quieras a todos por = ;-)

    Verito_mckay tb piensa que debieramos vernos, te parece Laf una buena opción?, estoy segura que mis "socitas" se alegrarían mucho... entonces, fije día y hora para la junta, va bene?

    Un beso =)

    ResponderEliminar
  11. me alegro mucho que hayas cumplido la 1° etapa; fijarse metas en la realización de un objetivo es siempre positivo.

    Suerte con eso y si necesitas q alguien te acompañe a comer cosas ricas YO FELIZ...jajajaja

    ResponderEliminar
  12. Verito_McKay: Lógico que debemos organizar una "Tarde LAF"

    Polaca: Trato hecho, a ver si nos pegamos una engolozinada pronto.

    jajajaja

    Daniel Alberto Silanes Puentes quiere dulces, muchos dulces.

    ResponderEliminar